Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘camarera’

Cabecera Desayuno con Pacantes

Llegué un poco más tarde de la hora habitual. El bus se retrasó, y aunque bajando a dos paradas de la que toca se llega más rápido a nuestro sitio de encuentro, la mera presencia de chicas monas en el bus hace que uno se despiste y … ¡joer cómo está la morena! … perdón, ejem… bueno, que para el capítulo de hoy me toca hacer el papel de Paul Varjak.

En efecto, Niceman hace de Holly Golightly porque sus historias son más divertidas y, aunque no lo sean, siempre tiene un montón de anectodas que contar. Mi actual vida de trabajo y rutina no me permite explicar nada que interese, excepto cuando acudo a mi blog y me invento alguna história. Nos dirijimos a la cafeteria no llamada Can Mac, pedimos nuestros correspondientes desayunos y nos entablamos. Mientras yo escucho, tomo mi mini de jamón y café con leche, miro la gente que pasa, y él ( o ella, dependiendo si, estimado lector/a, te metes en la novela para vivirla) habla y me explica cosas que le suceden, algunas de ellas las refleja en los Capitulos BDA, otras… mejor que no las contemos en público. ¡Ah! el también se comió su mini de jamón y su café con leche.

Pero, a estas alturas de la lectura, habras notado que algo no encaja con los anteriores volúmenes de Desayunando con Pacantes. Primero, hoy no hemos ido a la cafeteria no llamada Molleja Rugosa. Y ¿porqué? Pues porque nuestra camarera preferida no llamada camarera guapa y simpática está de vacaciones esta semana. Y cómo no está, pues Molleja Rugosa no nos tira tanto y decidimos ir a Can Mac.  Lo segundo que cambia es lo que comimos. Aunque nos costó más caro, esa cafeteria tienes más pinta de cerveceria que la que solemos acudir habitualmente, así que yo tiré a lo seguro y Niceman hizó lo mismo.

El resto del volúmen suceden cómo sigue: Encontrando algún momento entre su habitual exposición de su vida, le pude explicar uno de los planes que tengo en mente, para que opinara sobre el tema. A ella le pareció bien (¿te pierdes? ¿no sabes que personaje actua en cada momento verdad?), hasta me replicó que porqué no habia ejecutado ese plan aún, pero siguió hablando de sus cosas: de cenas con amigos, de partidas de rol, le pregunté por su viaje a Praga, me contó que ya sabía los sitios que visitar tanto de día cómo de noche… mientras Paul y Holly seguían tomando su desayuno. Y así pasamos el rato de desayuno, entre comiendo, niceman hablando y yo mirando a la rubia, morena y castaña que se sentaban en la mesa de al lado y a la morena que se sentó en la mesa de delante. En alguna ocasión de nuestra conversación, niceman requeria que le prestara más atención, aunque yo siempre le decia que si… aún no entiendo porque se molestaba tanto…. La verdad es que a la cafeteria que no se llama Can Mac van a desayunar muchas chicas guapas. Aunque ellas no nos presten nada de atención, ¡hacen que el rato del desayuno sea un poco más agradable!

Anuncios

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

A las 9:15 cómo cada martes, empezando la mañana Niceman y un servidor no rutinario – mejor dicho, Niceman ya tenía la mañana empezada – nos vamos para desayunar a una cafetería que, siguiendo la tradición de este blog no se llama Molleja Rugosa. Se nos acerca la camarera y, para mi sorpresa – llamémosle sorpresa para dar un poco de emoción al escrito y porqué la chica es muy guapa, adjetivo que, por desgracia, no casa muy bien con el de simpática, ¡alabada sea la excepción! – habla con nosotros sobre cosas que nada tienen que ver con preguntar qué nos pone. Con camareras así, a la que un servidor no le importaría nada hacerle un favor o mejor, que me lo haga ella a mi, da gusto empezar la mañana.Y puestos a hacer favores, algunos desayunos anteriores, a un no rutinario cómo yo no le gusta llevar siempre dinero encima, le ha pedido a nuestro querido señor majo que le prestara la cuantía que vale su desayuno. Y puestos a no dejar de ser majos, y teniendo en cuenta que Niceman trabaja y yo no – no le importó pagarme el desayuno. (más…)

Read Full Post »

A veces a uno le ocurren cosas que no tienen sentido. Pueden ser las estrellas que, gozosas ellas, se confabulen en una orgía casuistica de uniones, alineamientos y demás extrañeces astrológicas.

Hoy ha sido uno de esos días. Dos personas, que no se si se conocen entre si pero resulta completamente irrelevante para esta historia, han actuado raro en mi presencia. Quizás raro no es la palabra, quizás diremos de manera curiosa.

La primera víctima de la orgía de estrellas ha sido la camarera de la cafetería donde suelo desayunar, a veces desayuno, cosas de ser humano. Esta camarera es simpática, con ello no digo fea, y joven. Siempre tiene una sonrisa en la boca, cosa que a uno le hace más sabroso el café (algún día, o no, analizare el café en función de la sonrisa de la persona que te lo sirve).

(más…)

Read Full Post »

« Newer Posts