Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cruasan’

Cabecera Desayuno con Pacantes

Tiempo hace ya que no escribo nada en este diario. Durante estos últimos meses, desde la última entrada, he tenido terminar un trabajo importante y a partir de ahí, planificar y ordenar bien mi vida. Entre todo esto, nuestra camarera guapa y simpática ya no trabaja en esa cafeteria que, si recordais, no se llama Molleja Rugosa (los motivos no hace falta hacer mella en ellos). Otro de los motivos de tanta demora en mis textos es este que os acabo de contar.

Holly y yo (o Niceman y yo) estubimos divagando en un espacio vacio de cruasanes, cafes con leche y minis de jamón, un espacio vacio de desayunos… teníamos el fantasma del hambre azechando nuestras cabezas, muchos espejismos de buenos manjares que siempre terminaban ser pan duro y agua para chocolate. Hasta que llegamos a un lugar bonito, aclimatado a la necesidad del que busca un refugio detrás de una jarra de cerveza o de un buen pan. Buen servicio y un nuevo lugar para charlar de nuestras cosas (o escuchar a Holly cómo habla de lo suyo).

No teníamos contacto con nuestra antigua compañera. Seguíamos haciendo nuestra vida y supongo que ella llevaria la suya. Hasta que a dia de hoy, he podido desayunar con ella, si, nuestra camarera guapa y simpática la cual ya no ejerce de camarera, y la cual, fuera de su lugar de trabajo, sin el uniforme con el que nos solia dar la bienvenida, aún es más guapa y más simpática.

Así que, querido lector, yo me vuelvo a encontrar contigo, me vuelvo a encontrar con nuestra camarera…

Lector: pero… ¡si ya no lo es!

Escritor: ai, mi querido lector, déjame darle un poco de romaticismo a la vida

Y Holly y yo nos volvemos a encontrar, con nuestros temas, disfrutando de un buen desayuno.

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Aprovechando un momento de “out of memory” en mi trabajo, redacto lo ocurrido esta semana entre Holly y Paul, o entre Niceman y NoSoyRutinario (si, para este capítulo los dos haremos de personaje masculino :P)

Pues resulta que nuestra camarera favorita que no identificaremos cómo camarera guapa y simpática (¡ei! en realidad si es guapa y simpática, acordaros que en este blog no llamamos a nadie por su no nombre… o por su nombre… ¡joder que lio! … bueno… ¡nunca mencionamos el nombre de nadie ni nada!) ya no trabaja en la cafeteria no llamada Molleja Rugosa. Niceman ya me tenia avisado. Le hablé de otra cafeteria a la que podríamos ir, no llamada, por cierto, Fresas Con, así que cambiamos nuestro punto de encuentro y nuestro lugar de desayuno. Y, aunque no esté nuestra ya no camarera favorita, se hechó de menos ese cruasan crujiente por fuera y tierno y calentito por dentro ¡no es lo mismo! Tambien se hecho en falta el ambiente despejado de humo de tabaco ¡no es lo mismo! Aunque Holly parecia desenvolverse cómo pájaro en aire en esa cafeteria, se fumó un cigarrillo antes y despúes (eso sí, Fresas Con estaba abarrotada de Hollys 🙂 )Para el pròximo desayuno, creo que repetiremos en la cafeteria no llamada Manifiesto Café; al menos allí podía desayunar cómo un jeque!

Entre bocado y sorbo, hablamos de nuestras cosas. Niceman me recordó, un poco enojado, que me porté un poco mal con él y otro amigo, que no llamaremos Patrocinio. Salimos de fiesta el sábado nosotros y demás compañeros y supuestamente les dije que volveriamos esa misma madrugada en mi coche a nuestras casas. Pero mis notas mentales o mi estado “stand by – happy all the time” apuntaban a que yo pasaria la noche en la casa de otro amigo, no llamado Rodolfo. Y cómo nunca me acuerdo de mis notas mentales, sólo cuando llega la hora de cumplirlas, pues no les dije nada de mis intenciones ni a Niceman y ni a nuestro amigo no llamado Patrocinio. Así que un tirón de orejas y pedir disculpas :(. Aprende querid@ lector/a: las cosas hay que hablarlas y dejarlas bien claras, y ¡desayuna un buen chocolate con churros!

¡Hasta el próximo capítulo!

Te quejarás ahora que mis capítulos son cada vez más escuetos 😛 ¡Y ya van 10!

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Gracias a Niceman, he podido sacar título al capítulo de esta semana (aunque se haya vuelto a demorar su salida un par de días, mi actual trabajo me consume gran parte del tiempo y no puedo dedicarte, querid@ lector/a, más linias que las pocas que estoy publicando).

Decir que esta semana hemos vuelto a la cafeteria no llamada Molleja Rugosa, por un motivo simple cómo el que nuestra camarera favorita no llamada guapa y simpática ha vuelto al trabajo. Y para nuestra grata sorpresa, ha vuelto a salir de su prisión y nos pudo atender cómo de costumbre, con una sonrisa y un tono de voz que hace que, después de desayunar, tengas un dia redondo. Serà porque nos atendió ella, pero me pareció que comí el mejor cruasan que he comido nunca, crujiente por fuera, tiernico y calentico por dentro … mmm … ¡que delicia de cruasan!, ¡y de camarera! 😉

A estas, Holly me cuenta que se ha comprado el Mario Kart para Wii, con dos bolantes WiiWheel… que se puede jugar en multijugador con más de uno por Wii, que hay más circuitos, que… aaaaagggggg…

Dejo de escribir y voy a comprármelo ¡ya!

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Empezó la partida. Era mi turno. Tiré los dados para ver si puedo atravesar la calle, pero los dados dijeron que no, que debia esperar en la parada de bus. Niceman queria ir al banco antes de ir a desayunar. Tiró los dados y los dados dijeron que podía ir al banco, pero que me debía llevar cómo acompañante. Así que se vistió de traje y corbata, cruzó la calle y los dos nos fuimos a realizar la misión.

Realizada la misión de ir al banco, los dados volviero a hablar: nos escaminábamos a la misión de desayunar. Antes de partir pero, había que equiparnos de silla para cada uno, mesa y escojer que nos ibamos a zampar. Entramos en la mazmorra… perdón, en la cafeteria, y nos encontramos con la frialdad y mala leche de la señora de los rizos y su malvada compañera latina, que se disfraza bajo un rostro de simpatia y cordialidad. Debemos salvar a la joven damisela, víctima de la represión, los trabajos forzados y la esclavitud… ui, perdón de nuevo, se parece más a un capítulo de Dragones y Mazmorras que no un mero capitulo de ir a desayunar! … Nos vuelve a atender la camarera que no llamamos camarera loca malhumorada con el pelo a lo estropajo. ¡No se puede disfrutar de la vida si no se entabla relación con las personas! En eso Holly y Paul estan de acuerdo ¡sólo trabajo y trabajó vuelve loco a noSoyRutinario!

Aún habiendo ganado experíencia por el logro de la misión anterior, a Niceman no se le presenta ninguna opción que elegir. Directamente se le ofrece sobre el tablero su desayuno de siempre… si si, ese “lo mismo, bocata de dulce jamon ¡si! mini integral de dulce y café ¡si! con leche desnatada sacarina descafeinado no porque necesito cafeina normal con sacarina”. Pero, a mi, si me surje otra oportunidad de augmentar experiéncia. Hay otro desayuno en oferta, que consiste en café con leche y bocata mini (de arroz no creo que tubieran) pero con un precio superior a la oferta que habitualmente escojo. Tenía los dados en la mano. En mi cabeza las dos opciones: nueva oferta, comer un mini, o seguir con nuestro compañero fracés (¿adivinas lo que tomo?). La frialdad del ambiente se volvia más caluroso. La atmosfera se cargaba de mucha tensión. Tenía muchas dudas: seguir cómo siempre o cambiar; perder algo más de dinero y ganar experiéncia o quedarme al mismo nivel. No tenía más tiempo. La señora de los rizos se hacía más inmensa y su expresión reflejaba muchas más furia. El juego me habia llevado a un misión difícil, y no podia contar con la ayuda de Niceman ni con el respaldo de la joven damisela, camarera guapa y simpática… tiré los dados…

Y ¡volvi a pedir el desayuno barato, y nos pusimos a hablar de la partida de rol en vivo en la que Niceman partició el fin de semana anterior!

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Acababa de llegar Holly (le vuelve a tocar ser Holly a Niceman) de su viaje por Praga

(mi subsconsciente dice: ¡no! acuérdate que pospusisteis el desayuno para el miércoles para que tubiera tiempo de situarse otra vez en su trabajo)

Entonces… dos días después de llegar de Praga, me volví a encontrar con Niceman en nuestro desayuno semanal. Esta vez, (y va por segunda semana) tube que aplazar nuestra cita ya que tube que atender a mis obligaciones de entrenador, aunque cuándo se lo comenté a Holly no me puso muy buena voz (se lo dije por teléfono). Supongo que pensó que habia otro motivo… aún así le dije que yo no tenia porque mentirla y que lo de las obligaciones era la verdad y así quedó la conversación. Con Holly y sus sospechas y yo con mis cuadros (me quedé a cuadros, querid@ loctor/a). (más…)

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Imaginaros una escena del oeste: el malo y el bueno se enfrentan cara a cara, los brazos estirados con las manos a punto para desenfundar su arma… o imaginaros esta otra (que, si leíste el prólogo de esta novela viene más acorde): en un paso de peatones regulado por semáforo, entre gente y coches que pasan, el chico y la chica se miran fijamente. Pues así empiezan los encuentros de Niceman y NoSoyRutinario por la mañana.

Bajando del bus, NoSoyRutinario le hace una llamada perdida a Niceman para que, desde la ventana que tiene delante de su mesa de trabajo, lo vea y baje a su encuentro. Y así los tres … (uy, perdón, que el narrador no se debe meter en la historia) los dos se van para la cafeteria no llamada Molleja Rugosa.

Nos vuelve a atender (ahora si hablo cómo NoSoyRutinario y narrador) la misma camarera, que la llamaremos, por lo sorprendente del hecho, guapa y simpática, que nos atendió en el volumen anterior. Por alguna razón extraña, yo siempre pido lo mismo, café con leche y cruasan (pero… ¿no eras tú el no rutinario? si, pero no soy gilipollas, ¡que este es el desayuno más barato!) y Niceman ha pedido un “lo mismo, bocata de dulce jamon ¡si! mini integral de dulce y café ¡si! con leche desnatada sacarina descafeinado no porque necesito cafeina normal con sacarina”. Esto mismo ha pedio él porqué, era fácil pedirlo pero entre preguntas de la camarera guapa y simpática y las tuercas de vuelta de Niceman eso es lo que he entendido que pedía.

Pero… ¿esto es jugar con la comida? Simbólicamente porque, jugar con la comida es lo que he hecho yo al recibir mi cruasan, que por cierto, un cruasan buen, crujiente por fuera y tiernico y calentito por dentro mmmmm ¡que delicia! Con estas que nada más llegar el mini (para no repetir todo su nombre completo) pedido por Niceman ha empezado a hablar. A mi cruasan no le ha gustado nada lo que ha dicho; se ha encarado hacia él y lo ha empitonado con sus dos contundentes cuernos ¡Esto si es jugar con la comida!

El resto del desayuno ha transcurrido con plena normalidad, dentro de nuestras idas de olla continuas de temas variopintos y cootidianos que nos suceden a lo largo de la semana, aunque de vez en cuando (por no decir siempre) Niceman me quita el papel de Holly y yo cojo el papel de Paul.

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

A las 9:15 cómo cada martes, empezando la mañana Niceman y un servidor no rutinario – mejor dicho, Niceman ya tenía la mañana empezada – nos vamos para desayunar a una cafetería que, siguiendo la tradición de este blog no se llama Molleja Rugosa. Se nos acerca la camarera y, para mi sorpresa – llamémosle sorpresa para dar un poco de emoción al escrito y porqué la chica es muy guapa, adjetivo que, por desgracia, no casa muy bien con el de simpática, ¡alabada sea la excepción! – habla con nosotros sobre cosas que nada tienen que ver con preguntar qué nos pone. Con camareras así, a la que un servidor no le importaría nada hacerle un favor o mejor, que me lo haga ella a mi, da gusto empezar la mañana.Y puestos a hacer favores, algunos desayunos anteriores, a un no rutinario cómo yo no le gusta llevar siempre dinero encima, le ha pedido a nuestro querido señor majo que le prestara la cuantía que vale su desayuno. Y puestos a no dejar de ser majos, y teniendo en cuenta que Niceman trabaja y yo no – no le importó pagarme el desayuno. (más…)

Read Full Post »