Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘holly’

Cabecera Desayuno con Pacantes

Serà porque des de que no nos sirve nuestra camarera favorita, no llamada y si llamada guapa y simpática, los desayunos no tienen ese aliciente de contar cosas, aunque un noRutinario puede encontrar de la nada un tema sobre el que redactar unas cuantas linias.

Así que hayer fuimos a una nueva cafeteria, no llamada… ostras! pues la verdad es que no me acuerdo ni de cómo se llama ni cómo no se llama, dónde te sirven unos minis que otra cafeteria ya les gustaria servirlos cómo bocadillo grande, eso si, te los cobrarian a el doble de precio. Y hablamos del concierto de un saxofonista llamado Maceo al que fuimos Holly y Paul, junto a un amigo común, al que no llamaremos amigo que no va a figuraciones, y de otra muchas cosas que Niceman se encarga de contaros por estos lares, tonterias y demás arreglos del mundo. Y escribiendo sobre tonterias, cómo dijo Kalamardo en su dia, prrrrrffffffffrrrrrt, que no confundir con prrrrrrffffff, aquí os dejo con algo que a Niceman le ha hecho gracia que pusiera en el relato de hoy:

Para los entendidos en francés, bien por ellos! Aquí la cantante no conocida cómo Maria NoOperadaDeCaraYPechos viene a decir que la gente que tiene el valor de hacer el rídiculo delante de una cámara, se merece un aplauso.

So, give a big aplause to all the ladies singing in the house, yeah! Shake it like this to all the man arround and it’s time to go home!

Anuncios

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Estando nuestra querida camarera guapa y simpática enferma, con un trancazo del quinze, pasamos de largo de la cafetería no llamada Molleja Rugosa y nos pateamos media ciudad para encontrar un lugar místico y misterioso no llamado Manifiesto Café (hoy iré ya que voy con retraso, prisas y no me puedo demorar mucho).

El cambio de cafetería pero, tuvo su ventaja ya que cada mesa esta acompañada de sofás en forma de I, de L o de U. Imaginaros pues, un desayuno (no nos movemos del mítico café con leche y, del más mítico aún, mini de jamón) sentada en una de las patas de una U, aún mejor, imaginaos estando tumbados en una de las patas de la U, apoyando el cuerpo sobre el respaldo, tumbados de lado y con las piernas estiradas…. tanto Holly cómo yo siiiii ¡que lujo de desayuno! ¡Ni los adinerados jeques árabes desayunan mejor! (pero un tu imaginación, querid@ lector/a, sustituye a Niceman por una chica despampanante, cómo pudiera la “verdadera” Holly. ¡Si! Aún si eres una lectora, ¡imaginate a Holly!). Y de precio no me puedo quejar, aún más barato que en nuestra cafetería habitual, lástima que, no se si Holly/Niceman estará de acuerdo, esta nueva cafetería no llamada Manifiesto Café no trabaje nuestra camarera favorita, guapa y simpática.

Y pocos detalles hay que contar, que no haya explicado Niceman aún: Holly hablando de su vida y sus aventuras, Paul escuchándola y haciendo preguntas.

Realmente Paul sabe atender a las mujeres, porque las escucha (y las mira!) con mucha atención.

P.D.: Mi trabajo me ha hecho retrasar la publicación del capítulo de hoy.

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Acababa de llegar Holly (le vuelve a tocar ser Holly a Niceman) de su viaje por Praga

(mi subsconsciente dice: ¡no! acuérdate que pospusisteis el desayuno para el miércoles para que tubiera tiempo de situarse otra vez en su trabajo)

Entonces… dos días después de llegar de Praga, me volví a encontrar con Niceman en nuestro desayuno semanal. Esta vez, (y va por segunda semana) tube que aplazar nuestra cita ya que tube que atender a mis obligaciones de entrenador, aunque cuándo se lo comenté a Holly no me puso muy buena voz (se lo dije por teléfono). Supongo que pensó que habia otro motivo… aún así le dije que yo no tenia porque mentirla y que lo de las obligaciones era la verdad y así quedó la conversación. Con Holly y sus sospechas y yo con mis cuadros (me quedé a cuadros, querid@ loctor/a). (más…)

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Llegué un poco más tarde de la hora habitual. El bus se retrasó, y aunque bajando a dos paradas de la que toca se llega más rápido a nuestro sitio de encuentro, la mera presencia de chicas monas en el bus hace que uno se despiste y … ¡joer cómo está la morena! … perdón, ejem… bueno, que para el capítulo de hoy me toca hacer el papel de Paul Varjak.

En efecto, Niceman hace de Holly Golightly porque sus historias son más divertidas y, aunque no lo sean, siempre tiene un montón de anectodas que contar. Mi actual vida de trabajo y rutina no me permite explicar nada que interese, excepto cuando acudo a mi blog y me invento alguna história. Nos dirijimos a la cafeteria no llamada Can Mac, pedimos nuestros correspondientes desayunos y nos entablamos. Mientras yo escucho, tomo mi mini de jamón y café con leche, miro la gente que pasa, y él ( o ella, dependiendo si, estimado lector/a, te metes en la novela para vivirla) habla y me explica cosas que le suceden, algunas de ellas las refleja en los Capitulos BDA, otras… mejor que no las contemos en público. ¡Ah! el también se comió su mini de jamón y su café con leche.

Pero, a estas alturas de la lectura, habras notado que algo no encaja con los anteriores volúmenes de Desayunando con Pacantes. Primero, hoy no hemos ido a la cafeteria no llamada Molleja Rugosa. Y ¿porqué? Pues porque nuestra camarera preferida no llamada camarera guapa y simpática está de vacaciones esta semana. Y cómo no está, pues Molleja Rugosa no nos tira tanto y decidimos ir a Can Mac.  Lo segundo que cambia es lo que comimos. Aunque nos costó más caro, esa cafeteria tienes más pinta de cerveceria que la que solemos acudir habitualmente, así que yo tiré a lo seguro y Niceman hizó lo mismo.

El resto del volúmen suceden cómo sigue: Encontrando algún momento entre su habitual exposición de su vida, le pude explicar uno de los planes que tengo en mente, para que opinara sobre el tema. A ella le pareció bien (¿te pierdes? ¿no sabes que personaje actua en cada momento verdad?), hasta me replicó que porqué no habia ejecutado ese plan aún, pero siguió hablando de sus cosas: de cenas con amigos, de partidas de rol, le pregunté por su viaje a Praga, me contó que ya sabía los sitios que visitar tanto de día cómo de noche… mientras Paul y Holly seguían tomando su desayuno. Y así pasamos el rato de desayuno, entre comiendo, niceman hablando y yo mirando a la rubia, morena y castaña que se sentaban en la mesa de al lado y a la morena que se sentó en la mesa de delante. En alguna ocasión de nuestra conversación, niceman requeria que le prestara más atención, aunque yo siempre le decia que si… aún no entiendo porque se molestaba tanto…. La verdad es que a la cafeteria que no se llama Can Mac van a desayunar muchas chicas guapas. Aunque ellas no nos presten nada de atención, ¡hacen que el rato del desayuno sea un poco más agradable!

Read Full Post »

Cabecera Desayuno con Pacantes

Ayer no hubo desayuno. No, no pudimos quedar Holly y yo, o Paul y yo, cómo queráis identificarnos a Niceman y a NoSoyRutinario.

Estaba atendiendo nuestro amigo majo la llegada de alguien que no sigue la rutina y, por no fallar a mi apodo, no me he presentado al desayuno, para romper la rutina… y ¡que se joda el otro! … Esto es lo que piensas, estimado lector, pero Niceman ya estaba avisado un día antes que no íbamos a quedar para nuestro encuentro este martes. ¿Porque canceláis la cita? Pues por una fuerza mayor que tuve que atender: la fuerza mayor llamada (si, lo lees bien, le voy a poner su nombre verdadero) ayudar en el trabajo al que con su sueldo ayuda a mantener mi familia, o más sencillo, ayudar a mi padre en el trabajo; aunque sólo fue por la mañana y el resto del día lo pude dedicar a mis tareas. Así que ayer no hubo desayuno.

Pero cómo en este episodio no hay nada que contar (¿esperavais que contara mi vida privada?) va ha haber un segundo episodio, un capítulo extra de esta novela de intriga y misterio (no, los adjetivos no son los adecuados, ¡pero molan! Con permiso de nuestro majo amigo, mientras el parte para Praga, un servidor redactará las anécdotas que transcurran en nuestra cita pospuesta, en esta ocasión, a jueves.

Cómo dice el chiste ¿Que hay que hacer para dejar a un cerdo intrigado?

Te lo cuento el viernes, querido lector, te lo cuento el viernes….

Read Full Post »