Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘semáforo’

Cabecera Desayuno con Pacantes

Imaginaros una escena del oeste: el malo y el bueno se enfrentan cara a cara, los brazos estirados con las manos a punto para desenfundar su arma… o imaginaros esta otra (que, si leíste el prólogo de esta novela viene más acorde): en un paso de peatones regulado por semáforo, entre gente y coches que pasan, el chico y la chica se miran fijamente. Pues así empiezan los encuentros de Niceman y NoSoyRutinario por la mañana.

Bajando del bus, NoSoyRutinario le hace una llamada perdida a Niceman para que, desde la ventana que tiene delante de su mesa de trabajo, lo vea y baje a su encuentro. Y así los tres … (uy, perdón, que el narrador no se debe meter en la historia) los dos se van para la cafeteria no llamada Molleja Rugosa.

Nos vuelve a atender (ahora si hablo cómo NoSoyRutinario y narrador) la misma camarera, que la llamaremos, por lo sorprendente del hecho, guapa y simpática, que nos atendió en el volumen anterior. Por alguna razón extraña, yo siempre pido lo mismo, café con leche y cruasan (pero… ¿no eras tú el no rutinario? si, pero no soy gilipollas, ¡que este es el desayuno más barato!) y Niceman ha pedido un “lo mismo, bocata de dulce jamon ¡si! mini integral de dulce y café ¡si! con leche desnatada sacarina descafeinado no porque necesito cafeina normal con sacarina”. Esto mismo ha pedio él porqué, era fácil pedirlo pero entre preguntas de la camarera guapa y simpática y las tuercas de vuelta de Niceman eso es lo que he entendido que pedía.

Pero… ¿esto es jugar con la comida? Simbólicamente porque, jugar con la comida es lo que he hecho yo al recibir mi cruasan, que por cierto, un cruasan buen, crujiente por fuera y tiernico y calentito por dentro mmmmm ¡que delicia! Con estas que nada más llegar el mini (para no repetir todo su nombre completo) pedido por Niceman ha empezado a hablar. A mi cruasan no le ha gustado nada lo que ha dicho; se ha encarado hacia él y lo ha empitonado con sus dos contundentes cuernos ¡Esto si es jugar con la comida!

El resto del desayuno ha transcurrido con plena normalidad, dentro de nuestras idas de olla continuas de temas variopintos y cootidianos que nos suceden a lo largo de la semana, aunque de vez en cuando (por no decir siempre) Niceman me quita el papel de Holly y yo cojo el papel de Paul.

Read Full Post »

Semáforo: abandonada

Cabecera Relatos

Continuación de la micro-saga semáforo, iniciada con Semáforo : amigo y continuada con Semáforo: conductor. Recomendado leer estos relatos antes de leer este.

• • •

Llegó a casa cansada. Sus movimientos eran pesados, lentos y cansados. Hacía cuatro noches que no era capaz de conciliar el sueño. Hacía cuatro noches que simplemente lloraba. No estaba en su mejor momento. En realidad era el peor momento de su vida.

Llegó a su habitación y cerró la puerta. Se despojó de su ceñido vestido negro. Una lágrima brotó de sus verdes ojos. Cayó por su mejilla, como lo habían hecho sus hermanas los últimos días. Miró el vestido en el suelo. Recordó cuando lo compró. Pensó que la vida a veces era muy cruel.

Una semana antes estaba comprando con su mejor amiga. Eligió cuidadosamente el vestido negro que ahora reposaba en el suelo de su habitación. También eligió un conjunto de lencería extremadamente sexy. Esperaba que le sirviera aquella noche. La noche en que él no pudo venir.

(más…)

Read Full Post »

Semáforo: conductor

Continuación de la micro-saga semáforo, iniciada con Semáforo : amigo.

• • •

Se levantó de la cama tarde, eran casi las doce de la mañana. Tampoco había motivos para querer levantarse temprano, no tenía que entregar el artículo hasta el jueves. La cabeza le dolía enormemente. La fiesta de la pasada noche le repercutía en cada hueso de su cuerpo y en cada neurona de su cabeza. La resaca era descomunal. Pensó que seguramente le pusieron whisky del malo.

A su lado en la cama se movió un bulto. Era una chica. No recordaba el nombre, ni le importaba. Aquella chica sólo era un mero sustitutivo para la que conoció en la discoteca. Él quería haber estado con aquella desconocida, no con la que dormía a su lado. La noche pasada se había marcado un objetivo y fracasó. Él nunca fracasaba. No se fue a casa solo, la chica con la que había acabado era atractiva, pero no era la que él quería. Tuvo sexo salvaje, pero no con quien él quería. Haber fracasado en una conquista era algo que le impidió disfrutar de la noche tal y como hubiese deseado. Aquella chica le rechazó. Aquella desconocida le hirió, su orgullo se vio mancillado.

Sonó el teléfono. Era su director. No entendió la razón, estaba aún dormido cuando descolgó, pero tenía que entregar el artículo antes de las cuatro de la tarde o se quedaba sin trabajo. Era ridículo, despedirle a él, a la estrella de ese periódico. Un periódico que no era nada sin él. Lo peor es que aún no tenía nada escrito. Se vio obligado a echar a la chica y correr a la ducha para poder ir a la oficina y escribir el maldito artículo.

(más…)

Read Full Post »

Semáforo : amigo

Era un día como cualquier otro. La calle estaba llena de gente. Un grupo de jóvenes salía de una tienda de ropa. Una señora mayor paseaba a su pequeño perro. Un chico joven paseaba al lado de una chica. Cualquiera que mirase en la distancia a estos últimos pensaría que son pareja. No lo eran. Eran sólo dos amigos. Dos amigos que paseaban juntos, solo eso. Lo triste es que uno de ellos ansiaba algo más.

La mente del chico no dejaba de pensar en los ojos de ella, en besarla, en acariciarla, en tenerla entre sus brazos. Estaba perdidamente enamorado de ella. Lo sabía desde hacía más de un año. Un año entero ocultando sus sentimientos, mintiendo a sus amigos, disimulando. Las cosas no parecían apuntar a un futuro con ella pero estaba resignado a ser simplemente su amigo. No esperaba nada más. Sabía que no podía esperar nada más.

Él la miro como solo a veces se permitía, con ese rostro que todo lo decía sin abrir los labios. Ella le miro divertida. Él se ruborizó. Por un instante creyó que era correspondido, solamente un instante, hasta que el teléfono de ella sonó, despertando de tan ilusoria fantasía.

(más…)

Read Full Post »